Iris Apfel

Los Primeros Años

Nacimiento y Familia

Iris Barrel Apfel nació el 29 de agosto de 1921, en Astoria, Queens, Nueva York. Hija de Samuel Barrel, cuyo negocio familiar era una tienda de vidrios y espejos, e Sadye Barrel, propietaria de una boutique de moda, Iris creció en un ambiente donde el diseño y la estética eran parte de la vida cotidiana. Este entorno familiar no solo influyó profundamente en su interés por la moda, sino que también estableció las bases de su creatividad y su enfoque único hacia el estilo personal.

Astoria, Queens, Nueva York 1921

Desde temprana edad, Iris mostró una afinidad por el diseño y una inclinación por mezclar estilos inusuales y textiles exóticos. Su madre, Sadye, quien a menudo remodelaba vestidos y accesorios para mantener su boutique a la moda, transmitió a Iris el valor de la originalidad y la expresión personal a través del vestir. La boutique de Sadye, con sus constantes transformaciones y la introducción de nuevos estilos, funcionó como un primer acercamiento de Iris al mundo de la moda de alto nivel, inspirándola a explorar más allá de las normas convencionales de la vestimenta.

El negocio de su padre también jugó un papel crucial en el desarrollo de su sentido estético. Al estar rodeada de espejos y vidrios de diferentes texturas y formas, Iris aprendió a apreciar la belleza en la variedad y en los detalles, una lección que más tarde aplicaría en cada uno de sus conjuntos y en su carrera en diseño de interiores.

Estos primeros años fueron fundamentales no solo en la formación de la visión estilística de Iris, sino también en su comprensión del negocio de la moda y el diseño. Con esta sólida base familiar, Iris estaba bien equipada para embarcarse en su futura carrera, marcando el inicio de un viaje que transformaría la percepción del estilo y la moda en las décadas venideras.

Educación y Primeros Pasos

Tras una infancia sumergida en el mundo de la moda y el diseño gracias a su familia, Iris Apfel decidió formalizar su pasión por el arte y el diseño en la academia. Inició sus estudios universitarios en la Universidad de Nueva York, donde se matriculó en el programa de historia del arte. Su tiempo en NYU le permitió profundizar en su comprensión del arte y su historia, una base que sería vital para su futura carrera como diseñadora de interiores.

Sin embargo, su educación artística no terminaría allí. Iris también asistió a la Academia de Arte de la Universidad de Wisconsin. Este período fue crucial, pues no solo expandió su conocimiento y aprecio por diferentes formas de arte, sino que también le permitió experimentar con diversas técnicas y medios. Durante su estancia en Wisconsin, Iris comenzó a desarrollar un ojo crítico y un estilo personal que destacaba por su audacia y su capacidad para mezclar elementos aparentemente discordantes de manera armoniosa y estéticamente agradable.

Mientras seguía su formación académica, Iris no tardó en dar sus primeros pasos en el mundo laboral de la moda. Uno de sus primeros trabajos fue en la revista Women’s Wear Daily, un punto de referencia indispensable en la industria de la moda. Trabajar en WWD expuso a Iris a las últimas tendencias, los desfiles de moda y las personalidades clave del sector, brindándole una perspectiva única sobre el negocio de la moda y la oportunidad de establecer contactos valiosos.

Además, Iris participó en proyectos de diseño de interiores y colaboró con varios artistas y diseñadores, lo que enriqueció su enfoque y le permitió aplicar sus estudios de arte de manera práctica. Estas experiencias iniciales no solo consolidaron su educación formal, sino que también le dieron la confianza y la habilidad para eventualmente lanzar su propia empresa textil junto con su esposo Carl Apfel.

Estas experiencias formativas y profesionales iniciales fueron decisivas, pues permitieron a Iris Apfel construir una carrera que desafiaría y redefiniría continuamente los límites del estilo y la moda.

Vida Personal y Amor con Carl Apfel

Iris Apfel no solo fue una visionaria en la moda y el diseño, sino que también vivió una notable historia de amor con Carl Apfel, su esposo durante casi 70 años. Se conocieron en 1947 en Lake George, Nueva York, y rápidamente se convirtieron en inseparables, casándose en una fecha simbólica, el cumpleaños de George Washington. Juntos, fundaron Old World Weavers y compartieron una vida de viajes y aventuras creativas. Carl fue no solo su compañero de vida sino también su colaborador más cercano hasta su fallecimiento en 2015.

Iris y Carl Apfe

Ascenso en el Mundo de la Moda

Fundación de Old World Weavers

Después de sus años de formación y sus primeras incursiones en el mundo de la moda y el diseño de interiores, Iris y su esposo Carl Apfel decidieron fundar su propia empresa textil en 1950, llamada Old World Weavers. La empresa se especializó en la reproducción de tejidos antiguos de alta calidad, destinados a la restauración de casas y lugares históricos. Esta aventura empresarial fue impulsada por el amor de Iris por los textiles raros y su meticulosa atención al detalle, características que se convertirían en la firma de su trabajo.

Los viajes que Iris y Carl emprendieron en busca de tejidos únicos los llevaron por todo el mundo, desde mercados remotos en Europa hasta exóticos bazares en el Medio Oriente. Cada viaje no solo fue una búsqueda de materiales, sino también una fuente de inspiración para Iris, quien incorporaba elementos de cada cultura en sus diseños. Estas experiencias enriquecieron su visión del diseño de interiores y ampliaron su influencia en el sector.

El trabajo de Iris y Carl no pasó desapercibido; su reputación creció hasta llegar a algunos de los más altos círculos de poder en Estados Unidos. Old World Weavers fue contratado para trabajar en proyectos de diseño interior para la Casa Blanca durante los mandatos de varios presidentes, desde Truman hasta Clinton, un testimonio del respeto y la confianza que Iris había ganado en el ámbito del diseño de interiores a nivel nacional.

Icono de Estilo

Mientras Iris continuaba con su exitosa carrera en diseño de interiores, también empezó a ser reconocida por su enfoque único para la moda personal. Conocida por su amor por los accesorios extravagantes y su habilidad para mezclar prendas de alta costura con hallazgos de mercadillos, Iris se convirtió en un símbolo de la autoexpresión a través de la moda. Su estilo no seguía las tendencias; las establecía.

Iris Apfel veía su vestimenta como una extensión de su creatividad y una forma de arte en sí misma. No se limitaba a las normas convencionales; en su lugar, desafiaba las expectativas y demostraba que la moda podía ser audaz, divertida y profundamente personal. Su presencia en eventos y su capacidad para combinar texturas, colores y épocas de una manera magistral atrajeron la atención no solo de aficionados a la moda sino también de diseñadores y marcas de prestigio, quienes veían en ella una musa y una inspiración.

A medida que su fama crecía, Iris Apfel se consolidó no solo como una diseñadora de interiores de renombre, sino como un verdadero ícono de estilo. Su filosofía de que «más es más y menos es un aburrimiento» se convirtió en su lema y un reflejo de su enfoque vital hacia la moda y la vida.

Contribuciones y Legado

En el Mundo de la Moda

Iris Apfel dejó una marca indeleble en el mundo de la moda, conocida tanto por su estilo personal audaz como por sus colaboraciones significativas con marcas y diseñadores. A través de estas asociaciones, Iris demostró que la moda no tiene edad y que el estilo personal trasciende las tendencias pasajeras. Una de sus colaboraciones más notables fue con la marca de cosméticos MAC, para la cual diseñó una línea de maquillaje que reflejaba su colorido estilo personal y su enfoque audaz hacia la moda. Esta línea fue celebrada por su inclusividad y su capacidad de hablar tanto a jóvenes como a adultos mayores.

Además, su influencia se extendió a numerosos diseñadores de moda, tanto establecidos como emergentes, que vieron en Iris un ejemplo de cómo mantener la integridad creativa mientras se alcanza el éxito comercial. Iris actuó como una musa y una mentor para muchos en la industria, inspirando a diseñadores a ser valientes y originales en su trabajo. Su presencia en las primeras filas de los desfiles de moda y su participación en paneles de discusión elevaban siempre el diálogo sobre la moda y el diseño, enfatizando la importancia de la individualidad en un mundo inclinado hacia la uniformidad.

Rompiendo Moldes en la Moda

Iris Apfel fue conocida por su audacia para mezclar lo vintage con la alta costura, creando un estilo inconfundiblemente suyo que trascendió las tendencias de su tiempo. Su capacidad para descubrir y revitalizar tesoros de mercadillos en piezas de moda codiciadas la distinguió como una verdadera pionera. Esta habilidad no solo reflejaba su enfoque único sino que también influía en su trabajo con marcas globales como Kate Spade y MAC, donde dejó su huella irreverente y colorida.

Más Allá de la Moda

El impacto de Iris Apfel se extendió mucho más allá de los confines de la moda. En el mundo del diseño de interiores, su empresa, Old World Weavers, trabajó en la restauración de numerosos interiores históricos, incluidos proyectos en la Casa Blanca. Su trabajo en este ámbito demostró su profundo respeto por la historia y su habilidad para fusionar lo antiguo con lo nuevo, manteniendo siempre una alta calidad y un estilo excepcional.

Su colección personal de arte y antigüedades es otra faceta de su legado. Iris coleccionaba objetos no solo por su valor estético, sino también como expresiones de culturas y historias individuales. Su hogar, lleno de estos objetos, servía como un museo personal que reflejaba su vida de viajes y su pasión por la belleza en todas sus formas.

Finalmente, Iris utilizó su plataforma para promover mensajes de empoderamiento y autoexpresión. Frecuentemente hablaba sobre la importancia de vestirse para uno mismo y no para los demás, un mensaje que resonaba especialmente entre mujeres de todas las edades. Iris defendía la idea de que la moda es una extensión del yo y que cada persona debe tener la libertad de expresarse sin miedo a la crítica. Este mensaje de empoderamiento personal y profesional hizo de Iris una figura icónica no solo en el mundo de la moda, sino también como una voz influyente en debates culturales y sociales más amplios.

Estas contribuciones de Iris al mundo de la moda y más allá no solo muestran su versatilidad y profundidad como creativa, sino que también subrayan su legado como una figura que rompió moldes y desafió expectativas, dejando una huella imborrable en todas las industrias que tocó.

Impacto Cultural y Presencia en los Medios

Documentales y Publicaciones

Iris Apfel fue objeto del documental «Iris» dirigido por el célebre cineasta Albert Maysles, que se estrenó en el Festival de Cine de Nueva York en 2014. Este documental ofreció una mirada íntima a su vida, su estilo y su filosofía de vida, capturando su esencia vibrante y su enfoque único hacia la moda. Fue aclamado por su capacidad para inspirar y por ser un «insistente rechazo a la conformidad monocultural», según Manohla Dargis, crítica de cine de The New York Times.

Trailer de su documental «Iris»

Además, en 2018, Iris publicó «Iris Apfel: ícono accidental», una colección autobiográfica de reflexiones, anécdotas y observaciones sobre su vida y estilo. Este libro proporcionó insights valiosos sobre cómo veía el mundo de la moda y la decoración, y se convirtió en una fuente de inspiración para diseñadores y aficionados por igual.

Innovaciones en Publicidad y Tecnología

La influencia de Iris extendió sus raíces también en el ámbito de la publicidad y la tecnología. Participó en un anuncio televisivo para el automóvil DS 3 y colaboró con WiseWear, una empresa emergente que combina tecnología y moda. Estos proyectos reflejan cómo su estilo icónico y su personalidad carismática fueron valorados en industrias fuera de la moda tradicional, demostrando su relevancia en la era digital y su apelación a audiencias más jóvenes y tecnológicamente avanzadas.

Reconocimientos y Exhibiciones

Exhibiciones en Museos

Iris Apfel se convirtió en una figura tan icónica que su vida y estilo fueron objeto de múltiples exhibiciones en algunos de los museos más prestigiosos del mundo. Un hito en su carrera fue la exposición «Rara Avis (Rare Bird): The Irreverent Iris Apfel» presentada en 2005 por el Costume Institute en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Esta exhibición destacó elementos seleccionados de su extensa colección personal de trajes y accesorios, mostrando su habilidad para mezclar piezas de alta costura con prendas de mercadillos de una manera única y creativa. Esta fue una de las primeras veces que un museo de moda honró a una persona viva que no era diseñadora de moda de profesión, marcando un reconocimiento sin precedentes de su influencia en el estilo y la moda.

Posteriormente, el Museo Peabody Essex en Salem, Massachusetts, inauguró la exhibición «Iris Apfel: Rare Bird of Fashion», que más tarde viajó a otros lugares. Esta exhibición amplió la visión del público sobre cómo los accesorios y el vestuario pueden ser formas de expresión personal intensamente creativas y originales.

Premios y Honores

A lo largo de su vida, Iris Apfel acumuló numerosos premios y honores que reconocieron su impacto y su legado en el mundo de la moda y el diseño. Uno de sus reconocimientos más destacados fue el Premio a la Trayectoria otorgado por el Consejo de Diseñadores de Moda de América (CFDA) en 2013, que celebró su influencia duradera y su estilo único.

Además, en 2016, Iris fue homenajeada con el Women Together Special Award de las Naciones Unidas, reconociendo no solo su impacto en la moda sino también su trabajo como empresaria y su defensa del empoderamiento a través del estilo personal.


Malu Edwards and Iris Apfel attend Women
Together Gala 2016 United Nations at United Nations
on June 7, 2016 in New York City. (Photo by Sean Zanni/Patrick McMullan via Getty Images)

También recibió doctorados honoris causa de instituciones prestigiosas como la Universidad de Minnesota y la Universidad de Texas en Austin, reconociendo su contribución a la cultura y las artes. Estos doctorados honoríficos son un testimonio de su impacto más allá de la moda, destacando su influencia en el diseño de interiores y su capacidad para inspirar a futuras generaciones de creativos y diseñadores.

Estos reconocimientos y exhibiciones no solo celebran las contribuciones de Iris Apfel al mundo del diseño y la moda, sino que también resaltan cómo su enfoque audaz e irreverente hacia la moda y el estilo personal resonó y se celebró globalmente.

Muñeca Barbie de Iris Apfel

En un tributo significativo a su impacto en la moda y la cultura, Iris Apfel fue inmortalizada en forma de muñeca Barbie en marzo de 2018. A la edad de 96 años, se convirtió en la persona de mayor edad en recibir este honor, marcando un hito no solo en su vida sino también en la historia de Barbie. Esta muñeca fue presentada por Iris en su cuenta de Instagram y destacó por su asombroso parecido y un guardarropa meticulosamente seleccionado, que incluía un traje de Gucci esmeralda bordado, collares en capas y sus icónicas gafas redondas de gran tamaño.

La creación de esta muñeca no solo celebró su estilo único y su espíritu emprendedor, sino que también fue un paso hacia la diversificación de la imagen de Barbie, añadiendo una dimensión de diversidad de edad al famoso canon de muñecas. Mattel, la compañía detrás de Barbie, destacó que Iris Apfel era el modelo perfecto para una muñeca única debido a su visión singular del estilo y su dilatada carrera en la moda.

Aunque la Barbie de Iris Apfel no estuvo disponible para la venta, su existencia es un testimonio del vasto alcance cultural de Apfel y su influencia continua en las generaciones más jóvenes. Más tarde, inspirada por la colección de joyas Rara Avis de Apfel, Mattel anunció el lanzamiento de dos muñecas «diseñadas por», previstas para el otoño, reafirmando el legado de Iris como una figura inspiradora en la moda.

Iris Apfel solía compartir consejos de moda y sabiduría de vida, incluso sin la necesidad de poseer una Barbie. En palabras de Iris para Harper’s BAZAAR: «¿Por qué querrías parecerte a todos los demás cuando hoy en día hay tanta variedad de cosas?… ¡Usa tu cabeza y piensa en otras personas y mírate en un espejo de vez en cuando!»

Reconocimientos por Su Estilo y Filosofía

La obra de Iris Apfel fue elogiada por diseñadores y críticos de moda por su capacidad para infundir alegría y autenticidad en sus creaciones. Duro Olowu, un reconocido diseñador de moda, expresó que el trabajo de Iris tenía una «cualidad universal» y que «no es una tendencia de moda», sino que «apela a cierto tipo de alegría en todas las personas». Esta perspectiva destaca cómo Iris inspiró a otros a adoptar la moda como una forma de expresión personal y creativa.

El estilo y la presencia de Iris Apfel cautivaron tanto a públicos como a críticos. En el cénit de su carrera, fue elegida por el MET para protagonizar la exposición «Iris Apfel: rara avis«, demostrando que podía transformar la moda en una criatura de otro mundo. Este evento fue tan solo uno de los muchos que destacaron su capacidad para mezclar alta costura con ropa de mercadillo de una manera audazmente irreverente.

Sus Últimos Años y Legado

Vida hasta 2024

Hasta sus últimos días en 2024, Iris Apfel continuó siendo una figura activa y vibrante en el mundo de la moda. Incluso en sus años noventa, no disminuyó su ritmo, participando en colaboraciones con marcas, apareciendo en eventos de moda y ofreciendo charlas inspiradoras. Su presencia en las redes sociales como Instagram también destacó su adaptabilidad a las nuevas formas de comunicación y su deseo de seguir conectando con las generaciones más jóvenes. Uno de sus proyectos más notables en sus últimos años incluyó una colaboración con la marca de tecnología y moda Wearable X, donde ayudó a diseñar ropa que integraba tecnología y moda de una manera funcional y estilística.

102 cumpleaños de Iris Apfel

Iris Apfel colaboró con Wearable X, una compañía que se especializa en la integración de la tecnología en la moda, para diseñar ropa que no solo era estilísticamente distintiva, sino también funcional desde un punto de vista tecnológico. La colaboración se centró en aprovechar su icónico sentido del estilo para infundir un enfoque moderno y tecnológico en las prendas, lo que resultó en piezas de vestir que incorporaban tecnología wearable. Esto es parte de lo que ha hecho que Iris Apfel sea reconocida no solo por su impacto en el estilo y la moda tradicional, sino también por su influencia en la intersección de moda y tecnología, demostrando que la moda puede ser tanto funcional como estéticamente placentera.

Esta colaboración refleja cómo Iris Apfel estaba dispuesta a explorar y adaptarse a las nuevas tendencias y tecnologías, manteniéndose relevante en un sector en constante evolución como lo es el de la moda. Su trabajo con Wearable X es un ejemplo de cómo su legado y enfoque pueden inspirar innovación y creatividad en múltiples campos.

Iris también se mantuvo activa en el circuito de conferencias, compartiendo su filosofía sobre estilo y moda en varias plataformas prestigiosas, incluidas charlas TED y eventos de moda global. Su compromiso continuo con la moda y su capacidad para mantenerse relevante en la industria fue una prueba de su energía inagotable y su pasión por la autoexpresión.

El Legado de Iris Apfel

El legado de Iris Apfel se extiende mucho más allá de su fallecimiento en 2024. Conocida por su exuberante personalidad y su enfoque no convencional hacia la moda, Iris dejó una huella indeleble en el mundo del diseño y la moda. Figuras prominentes en la moda, como el diseñador Ralph Lauren y la editora de Vogue, Anna Wintour, han citado a Iris como una inspiración por su audacia y originalidad. Lauren comentó una vez: «Iris representa el alma de la moda, que es expresión personal y valentía». Wintour la describió como «un brillante ejemplo de cómo la pasión y la creatividad pueden seguir floreciendo toda la vida».

Iris siempre defendió la idea de que la moda es una manifestación personal y un arte. Con su conocido lema, «Más es más y menos es un aburrimiento», animó a todos a experimentar con su estilo sin miedo al juicio. Este mensaje de autenticidad y autoaceptación resonó con muchas personas, tanto dentro como fuera de la industria de la moda.

Además, la influencia de Iris en futuras generaciones de diseñadores y amantes de la moda es incuestionable. A través de sus exhibiciones, colaboraciones y su visible presencia en los medios, Iris enseñó a muchos la importancia de la individualidad en la moda. Su legado vive no solo a través de sus contribuciones tangibles al diseño y la moda, sino también a través del espíritu de creatividad y libertad que infundió en la cultura de la moda. Como resultado, Iris Apfel seguirá siendo una fuente de inspiración y un icono cultural para las futuras generaciones que buscan hacer su propio camino en el mundo de la moda y más allá.

Filosofía de Vida y Estilo

Iris Apfel vivió su vida con una filosofía que enfatizaba la autenticidad y la individualidad. Su mantra de que «nada de lo que he hecho ha estado planeado, solo sucedió» refleja su enfoque espontáneo y su rechazo a seguir los caminos convencionales. Esta actitud no solo definía su enfoque hacia la moda sino también cómo vivía cada día, siempre con un espíritu libre y una mente abierta hacia nuevas experiencias.

Filosofía de Moda y Vida

Iris Apfel era conocida por su enfoque auténtico y sin restricciones hacia la moda y la vida. «Soy la adolescente más mayor del mundo. Una estrella geriátrica», decía con una chispa de humor que reflejaba su actitud juvenil y vibrante. A través de su estilo y sus palabras, Iris enseñó que el verdadero estilo es una actitud: «No tengo reglas porque, si las tuviera, las rompería». Estas palabras resumen su enfoque disruptivo y original que desafió las normas convencionales y celebró la individualidad.

Reflexiones y Citas

Iris Apfel compartió muchas reflexiones que resonaron profundamente en el mundo de la moda y más allá: «Cuando no vistes como los demás, no tienes que pensar como el resto», y «Es mejor ser feliz que ir bien vestido». Estas frases no solo reflejan su enfoque de la moda sino también su filosofía de vida, enfatizando la importancia de la autenticidad sobre la conformidad.

Iris Apfel en una imagen de 2015. GETTY

Conclusión

Iris Apfel fue mucho más que una figura en el mundo de la moda; fue una pionera, una visionaria y un icono cultural cuyo estilo y filosofía dejaron una huella indeleble en todas las esferas que tocó. Desde sus primeros días en Nueva York, pasando por la fundación de Old World Weavers, hasta convertirse en un símbolo de estilo y creatividad, Iris demostró que la moda es una forma de arte personal y un medio para la autoexpresión.

Su legado es vasto, extendiéndose más allá de las piezas que diseñó o las roupas que usó. Iris Apfel influenció la industria de la moda no solo a través de su enfoque único del diseño de interiores y su coleccionismo apasionado, sino también por su presencia magnética y su filosofía audaz. Su creencia de que «más es más y menos es un aburrimiento» animó a innumerables personas a abrazar su individualidad y a expresarse sin miedo ni disculpas.

Iris fue un testimonio del poder del estilo personal como una forma de vida y una declaración de intenciones. En cada aparición, colaboración y entrevista, reafirmó que la edad es solo un número y que la verdadera moda trasciende generaciones y tendencias. A través de sus exhibiciones en museos y sus múltiples reconocimientos, se consolidó como una figura educativa y inspiradora dentro y fuera de la moda.

En resumen, Iris Apfel no solo vistió para impresionar, sino que vivió para inspirar. Su vida a todo color y su inquebrantable dedicación a la autenticidad serán recordadas y veneradas por las generaciones futuras. El mundo de la moda y el diseño, enriquecido por su espíritu y su creatividad, seguirá explorando y celebrando su legado por muchos años más. Iris Apfel no fue solo una diseñadora de moda; fue una obra de arte viviente, una maestra de la autenticidad y una verdadera rareza en un mundo inclinado a la conformidad. Su historia es un brillante recordatorio de que la moda, en su mejor expresión, es una celebración del espíritu humano.

Cositas de Iris

Fotografias:

Portada (primera foto del artículo): Abrigo vintage de Gianfranco Ferré y joyas de Rara Avis by Iris Apfel para HSN. (Estilismo ALEJANDRA MUSI & SONNY GROO)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡¡El contenido está protegido!!
Scroll al inicio